Aplicaciones realidad virtual Oculus Rift

Aplicaciones realidad virtual Oculus Rift

¿Qué es la realidad virtual?

Entendemos la realidad virtual como un escenario o conjunto de objetos con apariencia real, pero generado por ordenador. O sea, la creación mediante tecnología de una sensación artificial de inmersión en un entorno. Este entorno es percibido gracias a el uso de unas gafas virtuales, o gafas de realidad virtual. En función del grado de inmersión de esta experiencia, las gafas virtuales van acompañadas de otros dispositivos, como Leap Motion, que habilitan una interacción mayor con el entorno virtual y como decíamos, intensifican esta impresionante experiencia.

Desarrollo aplicación leap motion

¿Que áreas toca?

En un principio se centró solamente a las áreas de entretenimiento, pero rápidamente se empezó a usar en muchos otros campos. A día de hoy, con la eclosión de Oculus Rift y el incipiente boom de las gafas virtuales que acabará convirténdolas en un producto de gran consumo, ya hay aplicaciones desarrolladas en campos como el médico, la arqueología, el militar, la experimentación social, simulaciones de vuelos, arquitectura, real estate, simulación de experiencias, etc.

Las aplicaciones de la virtualidad en todo tipo de campos están en auge y desarrollo, ya que programadores y pensadores de todo el mundo están empezando a crear sus productos de realidad virtual, entendiendo las nuevas reglas del juego: la relación entre el uso de las coordenadas en un espacio infinito, en la que también puedes hacer intervenir el tiempo, objetos con diferentes volúmenes y muchas otras posibilidades.

desarrollo-de-aplicaciones-para-gafas-virtuales

Revolución Oculus Rift

La realidad virtual ha eclosionado desde la aparición de Oculus Rift y sus aplicacions realidad virtual Oculus Rift, unas gafas de realidad virtual inmersiva desarrollada por la empresa Oculus VR, recientemente adquirida por Facebook, que compró este artilugio como calve de futuro en sus planes de desarrollo. Las Oculus rift permiten la generación de entornos de interacción que separan la obligatoriedad de compartir el espacio-tiempo, dando pie a la aparición de nuevos entornos comunicativos, como en su día lo fue el e-mail y los primeros accesos a Internet de gran consumo.